Noticia Ampliada

¿Conoces el Sistema Nervioso Autónomo o SNA?

  • Publicado el 25 de Marzo de 2020
  • |
  • ARTÍCULOS
  • 494

¿Conoces el Sistema Nervioso Autónomo o SNA?

Cuando pensamos en nuestras vísceras y en nuestros sistemas internos, lo primero que se nos viene a la mente es que no sabemos su funcionamiento, pensamos que lo controla el cerebro o que serán sistemas que tienen un control propio.

 

Definición del SNA.

El Manual Merck lo define como: "El sistema nervioso autónomo es la parte del sistema nervioso que inerva los órganos internos incluidos los vasos sanguíneos, el estómago, el intestino, el hígado, los riñones, la vejiga, los genitales, los pulmones, las pupilas, el corazón y las glándulas sudoríparas, salivales y digestivas".

¿Por qué se llama Autónomo? Si analizamos la definición, entendemos que tal Sistema tiene una función muy importante y que es dependiente del Sistema Nervioso, pero queda muy claro que su funcionamiento no es dependiente de nuestra voluntad. No podemos enviar una orden al estómago para que inicie la digestión, no podemos controlar hígado y al riñón para que cumplan sus funciones.

El SNA es un sistema de respuesta, de control, interacciona y logra funciones vitales del organismo. Este Sistema depende de dos subsistemas llamados: Sistema Nervioso Simpático y Sistema Nervioso Parasimpático, ambos tienen sus centros de acción y sus vías de comunicación.

  • Simpático tiene la función principal de garantizar la acción visceral durante todas las actividades cotidianas además nos prepara en caso de peligro y de máximo estres. Es el que se activa para salir corriendo, ante el miedo o susto.

  • Parasimpático tienen la función principal de normalizar, recuperar y reparar los tejidos en el organismo, necesario para seguir reiniciar y cumplir nuevamente las funciones. Es el que se activa durante la siesta o la noche, por ejemplo.

Ambos Sistemas intentan el mejor de los equilibrios entre las funciones del cuerpo, como una máquina perfecta. No podemos estar todo el día hiperactivos, ni tampoco somnolientos.

Las vértebras de la columna vertebral protegen a la medula espinal y de aquí sale la información de respuesta para la inervación Simpática de las vísceras, así podemos concluir que lo que suceda en un nivel vertebral estará afectando a la víscera correspondiente; cabe destacar, que esto también ocurre a la inversa, una alteración visceral puede enviar una señal a la médula espinal correspondiente alterando otros sistemas dependientes del mismo nivel.

El Sistema Parasimpático envía respuesta desde centros que se encuentran en el encéfalo y de nervios que emergen de las vertebras sacras, ocurriendo lo mismo que en el Sistema Simpático, es decir, existe una comunicación en doble vías, su estímulo de acción tiene un órgano definido y este órgano será el que podrá modificar la información de su centro de información.

¿En qué nos afecta el SNA? Por ejemplo, un dolor osteomuscular en la rodilla puede ser relacionado con vísceras pélvicas y un dolor de hombro izquierdo puede ser relacionado con posibles disfunciones en estómago o corazón.

En nuestra Clínica nos apoyamos en la Osteopatía, que nos permite ver al paciente de manera global y personalizada, con una profundidad causal; logrando así, mejorar algunas disfunciones viscerales que se están manifestando con dolor osteomuscular y viceversa.

 


¿Te ha gustado? ¡Compártelo!


Sobre el Autor

Cristina García

Cristina García

Fisioterapeuta Col. 1226 y Osteópata

Cristina García, con una experiencia de más de 15 años en el sector fisioterapia y más de 10 como directora de la Clínica Actualfisio en Valdemoro, ha venido compaginando su actividad profesional clínica con la docente, como profesora titular de la Escuela de Osteopatía de Madrid, desde 2004, además de ser tutora colaboradora de Universidades como la Europea de Madrid y la Pontificia de Comillas. Si quieres sabes más sobre Cristina García consulta su curriculum vitae en nuestra web: Curriculum de Cristina García.

Comentarios

Noticias relacionadas