Noticia Ampliada

El dolor, síntoma frecuente en nuestra clínica

  • Publicado el 07 de Diciembre de 2021
  • |
  • TRATAMIENTOS
  • 751

El dolor, síntoma frecuente en nuestra clínica

Sabemos que el principal signo de alarma de que algo no está bien en nuestro cuerpo, es el dolor; y aunque no sea fácil determinar su causa, debemos partir de principios de globalidad e individualidad, pasando por un enfoque biopsicosocial que es aquel que nos mantendrá en sintonía en nuestra relación con el paciente y el origen de su malestar.

La Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP), en su última actualización en el año 2020, definió el dolor como “una experiencia sensorial y emocional desagradable asociada o similar a la asociada con daño tisular real o potencial”. El dolor puede ser agudo o sordo; puede ser intermitente o ser constante. Han sido muchos los intentos de clasificación de los diferentes tipos de dolor, pero para facilitar el entendimiento y sin extendernos en cuadros clínicos o síndromes que puedan cursar con este síntoma, haremos un recorrido breve por nuestro sistema musculoesquelético y el origen de las “dolencias” más comunes.

Comenzando por el pie y tobillo, podemos encontrar diferentes patologías caracterizadas por posible pérdida de movilidad de algunas articulaciones del pie o distensiones de ligamentos o la alteración de la marcha.

En la rodilla, el síntoma de dolor parece traer actores principales como lesiones de meniscos o de ligamentos; no se le da la importancia al hecho de ser una de las articulaciones responsables de recibir carga corporal y que de ella depende de la estabilidad y movilidad del pie y la cadera.

La articulación de la cadera pasa muchas veces por lesiones sin identificar, la integridad articular y su movilidad son características importante en el momento de diagnosticar posibles síndromes.

Ahora nos enfrentamos al paso de la pelvis, donde tenemos las articulaciones del iliaco con el sacro y éste con las vértebras lumbares (región musculoesquelética en donde la pérdida y bloqueo articular es muy frecuente). También iniciamos a esta altura, la evaluación de vísceras, donde podrían encontrarse síndromes acompañados de dolor referido.

Si seguimos hacia la columna vertebral, debemos hablar de la columna lumbar, aquí nos detenemos y vemos que el paciente se enfrenta a un temor mayor: el dolor causado por hernias discales y el dolor por irritación de un nervio; pero, es importante relatar que no todo lo que duele en la zona lumbar de la columna vertebral son hernias discales, tenemos otras patologías relacionadas con este síntoma.

Pasando a la región dorsal de la columna vertebral, nos topamos con sus características muy propias y le sumamos la existencia de la caja torácica; siendo así, una región poco móvil, pero muy importante para el sistema nervioso autónomo. Esta región de la columna vertebral nos permite ser ejemplar al hablar de Interdependencia Regional; es decir, si la región dorsal pierde movilidad por la causa que sea, ésta será compensada por estructuras que están por encima o por debajo de ella.

Al llegar a la columna cervical debemos identificar que esta región es la más móvil de las tres regiones de la columna vertebral, permitiéndonos movimientos de flexoextensión, rotación e inclinación lateral de la columna cervical y es obligatorio relacionar esta región con los miembros superiores; es decir hombro, codo, muñeca y mano. En la columna cervical es frecuente la pérdida de movilidad en sus extremos y un exceso de movimiento en sus niveles medios y nos encontramos con el dolor causado por hernias discales o el dolor por irritación de nervios del plexo braquial.

Las articulaciones del hombro, codo y mano, además de tener una relación directa con columna cervical, son los puntos donde se asientan síndromes dolorosos por actividades repetitivas durante jornadas habituales como deporte, trabajo u ocio; sin olvidar que son nuestras defensoras al momento de caídas o impactos hacia la cara.

Hablamos ahora de la cabeza y en especial de la articulación temporomandibular, que es asiento de lesiones propias o asociadas a otros sistemas. Finalmente, terminamos en el cráneo, donde muchas veces no se le da la relevancia que merece, pero al profundizar en sus articulaciones y su tratamiento, los resultados son favorables.

En Actualfisio contamos con un equipo de fisioterapeutas, osteópatas y podólogos capacitados para el diagnóstico y tratamiento del dolor, en donde después de determinar sus posibles causas y cumplir con el tratamiento, estimulamos al paciente a cambios de estilo vida si el caso lo necesita. Insistimos en la práctica regular y controlada del ejercicio; para ello, nuestra clínica ofrece clases individuales o grupales del método Pilates para tal fin.

 


¿Te ha gustado? ¡Compártelo!


Sobre el Autor

Williams Mederos

Williams Mederos

Fisioterapeuta. N.º colegiado: 14.729

Williams, forma parte de nuestro equipo desde 2018. Con una experiencia de más de 25 años como Fisioterapeuta y con especialidades en Osteopatía y en Terapia Manual, ha venido compaginando su actividad clínica con la docente como profesor auxiliar de la Escuela de Osteopatía de Madrid. Cuenta además con certificaciones en Terapia Miofascial, RPG, SGA, Neurodinamia, Cyriax, Vendaje Neuromuscular, Pilates Máquina, Punción seca en el Síndrome del Dolor Miofascial, entre otros.. Si quieres sabes más sobre Williams consulta su curriculum vitae en nuestra web: Curriculum de Williams.

Comentarios


Enviar Comentario

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: ACTUALFISIO, SLU
Finalidad: Moderar y publicar los comentarios realizados en el blog.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos, entre otros derechos, en info @ actualfisio.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante la autoridad de control competente.
Información adicional: En nuestra Política de Privacidad encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de información personal, incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad y otros temas.

¡Su comentario ha sido enviado correctamente!