Noticia Ampliada

¿Qué es la lumbalgia y como se trata?

  • Publicado el 23 de Marzo de 2020
  • |
  • TRATAMIENTOS
  • 417

¿Qué es la lumbalgia y como se trata?

La lumbalgia o dolor de espalda es uno de los dolores más comunes que padece el ser humano, siendo la principal causa de baja laboral en individuos menores de 50 años. Un simple dolor de espalda, de carácter crónico, puede ser de lo más habitual en muchas personas, pudiendo ser muy limitante a medio o largo plazo.

 

Pero… ¿qué es la lumbalgia?

Se trata de un término médico con el que se define el dolor en la parte baja de la espalda donde están localizadas las vértebras lumbares y que abarca desde el área situada por debajo de las últimas costillas hasta la zona glútea.

 

Se pueden distinguir distintos tipos de lumbalgia:

  • Lumbalgias Agudas - Inicio brusco al realizar un esfuerzo para levantar un peso o al hacer un movimiento en falso. Es muy frecuente debido a la falta de buenos hábitos posturales en la vida diaria y en el trabajo. Suele mejorar con el reposo.

  • Lumbalgias Crónicas - Aquellas que tienen un curso progresivo y provocan un dolor continuo, intermitente o acentuado en ciertas posiciones (de pie, sentado, acostado, etc). El dolor aumenta con el esfuerzo.

  • Lumbalgias Irradiadas (Lumbociática, Cruralgia...) - Sucede cuando hay una afectación de alguna raíz nerviosa, normalmente del nervio ciático, que produce una descarga eléctrica. En ellas el nervio puede verse atrapado por alguna de las estructuras que atraviesa provocando dolor que irradia por la pierna, parestesia, entumecimiento o sensación de hormigueo.

 

Factores de riesgo para padecer lumbalgia:

La principal causa de lumbalgia en personas jóvenes es el sobreesfuerzo muscular, la realización de movimientos repetitivos o el impacto directo sobre la zona lumbar. Sin embargo, en las personas de la tercera edad la causa principal será la artrosis y la osteoporosis.

Otros factores de riesgo que favorecen la aparición de dolores lumbares son:

  • Sedentarismo o falta de actividad física

  • Escoliosis

  • Malos hábitos posturales

  • Hernia Discal

  • Aplastamiento vertebral

  • Deformaciones estructurales congénitas

  • Infecciones

  • Patologías neurológicas

  • Lesiones provocadas por un accidente.

 

Los problemas musculares no ayudan. Los principales músculos causantes de lumbalgias son el psoas - iliaco, cuadrado lumbar, paravertebrales lumbares, glúteo medio, piramidal y diafragma (todos ellos debido a un exceso de tono), pero también son responsables los músculos abdominales (en este caso , por falta de tono).

 

Síntomas más comunes de la lumbalgia

  • Dolor constante localizado en la zona baja de la espalda que empeora con el esfuerzo.

  • Dolor a la palpación de la zona afectada.

  • En los casos más graves, el dolor puede producir dificultad para ponerse de pie o para caminar.

  • Contracción refleja muscular, que intentan evitar el movimiento que produce el dolor.

 

Tratamiento de la lumbalgia

El tratamiento de fisioterapia para las lumbalgias tiene como objetivo devolver el tono normal (relajar) a la musculatura afectada y potenciar y estabilizar aquella más débil. Para llevar a cabo esto se pueden utilizar, entre otras técnicas:

  • Diatermia → Tanto para la fase aguda como en fase crónica. Produce alivio rápido del dolor y de la inflamación. Produce un aumento del calor actuando en profundidad consiguiendo un mayor aporte sanguíneo lo que va a favorecer la relajación de la musculatura.

  • Masoterapia → La realización de un masaje permitirá aliviar la sensación de presión y el dolor de la zona lumbar.

  • Ejercicio físico → Como el método Pilates muy recomendable para tratar las lumbalgias, ya que consigue descomprimir y estabilizar la zona baja de la espalda. Además de fortalecer la zona abdominal y mejorar la postura corporal.

  • Movilizaciones articulares como la Osteopatía → Busca bloqueos y tensiones articulares buscando re-equilibrar el cuerpo.

Una lumbalgia no tratada puede ir agravándose con el paso del tiempo, pudiendo llegar a tener efectos negativos considerables en la calidad de vida de las personas que la padecen. Por ello, resulta muy importante actuar lo más brevemente posible con un tratamiento de fisioterapia y/o osteopatía adaptado al  paciente.

 


¿Te ha gustado? ¡Compártelo!


Sobre el Autor

Cristina García

Cristina García

Fisioterapeuta Col. 1226 y Osteópata

Cristina García, con una experiencia de más de 15 años en el sector fisioterapia y más de 10 como directora de la Clínica Actualfisio en Valdemoro, ha venido compaginando su actividad profesional clínica con la docente, como profesora titular de la Escuela de Osteopatía de Madrid, desde 2004, además de ser tutora colaboradora de Universidades como la Europea de Madrid y la Pontificia de Comillas. Si quieres sabes más sobre Cristina García consulta su curriculum vitae en nuestra web: Curriculum de Cristina García.

Comentarios


Enviar Comentario

¡Su comentario ha sido enviado correctamente!