Noticia Ampliada

El esguince de tobillo y su tratamiento

  • Publicado el 07 de Febrero de 2020
  • |
  • LESIONES
  • 168

El esguince de tobillo y su tratamiento

¿Quién no ha tenido alguna vez un esguince de tobilllo? Esta lesión es una de las lesiones más comunes del aparato locomotor.

Un esguince afecta a los ligamentos cuando la articulación es forzada a moverse en una posición antinatural. El mecanismo más habitual de lesión en el tobillo es el que coloca en exceso "hacia dentro" la planta del pie (inversión y flexión plantar), durante la marcha o carrera.

Según el nivel de afectación existen tres grados de esguinces:

  • Grado I o leve. Se produce un sobreestiramiento ligamentoso sin desgarro. Puede ocasionar, aunque no siempre, pérdida de funcionalidad.

  • Grado II o moderado. En este caso hay un desgarro parcial del ligamento que va a producir una inestabilidad de leve a moderada con limitación parcial del movimiento.

  • Grado III o Severo. Hay un desgarro completo del ligamento y por tanto una inestabilidad de moderada a severa con limitación del movimiento.

 

Síntomas de un posible esguince de tobillo.

  • Dolor al soportar el peso del cuerpo.

  • Dolor a la palpación.

  • Inflamación.

  • Incapacidad en mayor o menor grado.

  • Hematoma (en esguinces moderados o severos).

 

Factores de Riesgo.

  • Inestabilidad articular.

  • Lesiones de tobillo previas.

  • Caminar por terrenos irregulares.

  • Estado físico deficiente.

  • Obesidad.

  • Calzado inadecuado.

  • Práctica de ciertos deportes que requieren saltar, cambios de dirección repentinos...

 

Tratamiento del esguince de tobillo.

El tratamiento del esguince de tobillo se compone de  tres fases:

 

Primera fase

Durante las primeras 72h los objetivos serán:

  • Reducir la inflamación y dolor.

  • Mejorar la reabsorción del edema.

  • Comenzar una movilización temprana.

Para ello se va a utilizar la técnica RICE: Reposo, Hielo, Compresión y Elevación. Está técnica se debe aplicar desde el mismo momento en el que se produce la lesión (primeras 24h) para ayudar a mejorar la cicatrización y reabsorción del edema. 

Además, se utilizarán técnicas para la recuperación de las amplitudes articulares, stretching, drenaje manual, masaje transverso profundo de Cyriax y, al final de la fase, ejercicios isométricos.

En los esguinces más graves esta fase puede llegar a durar hasta una semana.

 

Segunda fase

Aproximadamente desde el cuarto día desde que se produjo el esguince hasta tres semanas después. En este período los objetivos serán:

  • Fortalecer la musculatura del tobillo.

  • Estabilizar la articulación.

Se continuará con las técnicas anteriores y  se incluirá tratamiento de la musculatura cercana (tríceps sural, peroneos y tibiales), ejercicios de transferencia de peso y ejercicios de puntillas - talones (estático y dinámico). Siempre respetando la regla de no dolor.

Tanto en la primera como en la segunda fase, podemos acortar el tiempo de recuperación mediante la aplicación de diatermia con MEDESTEC que va a ayudar a disminuir la inflamación y el edema, y a mejorar la circulación.

 

Tercera fase

Comprende desde la 3ª o 4ª semana hasta los dos meses. En esta fase los objetivos serán los mismos que en la fase anterior y, además, perfeccionar la rehabilitación del tobillo mediante la PROPIOCEPCIÓN (capacidad de autorregulación del cuerpo ante estímulos que nos desequilibran).

Esta es la parte más importante de la rehabilitación del esguince de tobillo ya que tras un esguince, el tobillo pierde parte de su capacidad propioceptiva y si no se trabaja este aspecto nos quedaremos con un tobillo frágil incapaz de reaccionar ante futuras situaciones que podrían causar nuevas lesiones.

 

¿Qué ocurre si un esguince no está bien curado?

En el caso de un esguince de tobillo mal curado, el paciente presentará esguinces de repetición debida a la laxitud de los ligamentos del tobillo junto con un desequilibrio muscular. En este caso, el tratamiento se centraría en liberar la articulación y el mediopié, reforzar los músculos débiles y trabajar la propiocepción.

Por tanto, ante un esguince de tobillo, independientemente del grado, es aconsejable realizar  sesiones de fisioterapia para una correcta recuperación.

Ponte en contacto con nuestro equipo especiializado de fisioterapeutas en nuestra clínica de Valdemoro aquí: Pedir cita online.

 


¿Te ha gustado? ¡Compártelo!


Sobre el Autor

Bárbara Sánchez Mayo

Bárbara Sánchez Mayo

Fisioterapeuta. N.º colegiado: 09898

Bárbara, es una de nuestras últimas incorporaciones en Actualfisio. Tiene el Grado de Fisioterapia por la Universidad de Extremadura. Actualmente está completando su formación con el Máster en Técnicas Osteopáticas del Aparato Locomotor en la Escuela de Osteopatía de Madrid. Otras de sus competencias son: Kinesiotaping, Pilates Suelo, Gimnasia Abdominal Hipopresiva de base y estática, punción seca entre otros. Si quieres sabes más sobre Bárbara Sánchez consulta su curriculum vitae en nuestra web: Curriculum de Bárbara Sánchez.

Comentarios